19Diciembre2016

Honor y Gloria al Héroe de la Batalla del Alto de la Alianza

Homenaje póstumo contempló la imposición de la condecoración “Cruz de Guerra al Valor” y medalla del Combatiente Mariscal Andrés Avelino A. Cáceres.

Los valores que reflejan la vida del héroe anónimo de la Batalla del Alto de la Alianza, que ofrendó su vida el 26 de mayo de 1880 en Tacna, en el marco de la Guerra del Pacifico, fueron reconocidos en un emotivo homenaje póstumo, el cual contó con la participación del Ministro de Defensa, Señor Jorge Nieto Montesinos; Ministro de Cultura, Señor Salvador del Solar Labarthe; Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Almirante Jorge Moscoso Flores junto con los Comandantes Generales del Ejército, General de Ejército Luis Ramos Hume; de la Marina, Almirante Edmundo Deville del Campo y de la Fuerza Aérea, General del Aire Dante Arévalo Abate.

El reconocimiento se inició en las instalaciones de la Compañía Italiana de Bomberos Voluntarios “Garibaldi” Nº 6, ubicada en Chorrillos, donde unidades emblemáticas de las Instituciones Armadas efectuaron una guardia de honor ante los restos del héroe, para luego acompañarlo en el trasladado a la Escuela Militar de Chorrillos “Coronel Francisco Bolognesi Cervantes”.

Tras realizarse una acción litúrgica, el cortejo fúnebre se despidió del que fuera su hogar por un espacio de dos años, la Bomba Garibaldi Nº 6 de Chorrillos, siendo ovacionado por las autoridades, personalidades, representantes de las Instituciones Armadas y la ciudadanía en pleno, quienes con banderas nacionales en mano, aplaudieron emocionados el paso lento de los miembros del Ejército, Marina y Fuerza Aérea, quienes en hombros llevaban los restos de este héroe, quien después de 136 años, encontraba un justo reconocimiento.

Su llegada a la Escuela Militar de Chorrillos estuvo presidida por un bosque de banderas agitadas por pequeñas manos, de niños del nivel primaria, que vitoreaban el nombre de Felipe, nombre  con el que cariñosamente se le conoce.

A su llegada a la Escuela Militar, se le rindieron los honores correspondientes para luego dar inicio a la ceremonia central en el Patio de Honor. En primer lugar se le cedió la palabra a la arqueóloga Patricia Milena Vega Centeno, quien fue la responsable de presidir al grupo de trabajo que encontró los restos del anónimo héroe. “Ahora que nos hallamos rumbo al Bicentenario de nuestra independencia consideramos que es momento de integrarnos como Republica para comenzar a trabajar en conjunto, como una sola nación. Sin duda, esta prócer visión fue la que inspiró a Felipe a entregar su vida en el Alto de la Alianza”, precisó.

Por su parte, el Comandante General del Ejército, General de Ejército Luis Ramos Hume, destacó las cualidades patrióticas que presentó este valeroso compatriota, exhortando a los jóvenes cadetes que tomen como ejemplo su arrojo y compromiso para enfrentar los retos que les imponga la carrera y la vida militar.

A su turno, el Ministro de Defensa agradeció a los que hicieron posible que este homenaje se pueda realizar. “Este Oficial peruano dio su vida cumpliendo con su responsabilidad y deber. Por ello, este homenaje póstumo no es solo un acto de justicia, también es un acto de simbolismo”.

Por su parte, el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas destacó la importancia de realizar un justo reconocimiento a este valeroso Oficial del Ejército del Perú que ofrendo su vida en la Batalla del Alto de la Alianza. “Felipe como cariñosamente se le ha llamado, nos convoca a reflexionar acerca de su entrega y amor a la Patria. Nosotros tenemos la gran responsabilidad de transmitirle a las nuevas generaciones que los valores de orgullo e identidad nacional deben estar arraigados en nuestra sociedad”, subrayó.

Asimismo y como reconocimiento a su acción distinguida en operaciones, el Comandante General del Ejército le otorgó la medalla del Combatiente Mariscal Andrés Avelino A. Cáceres; mientras que el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas le impuso la condecoración “Cruz de Guerra al Valor”, en el grado de “Honor” del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, por su encomiable acción heroica.

Tras los respectivos honores, el amplio patio de honor de la Escuela Militar de Chorrillos despedía al héroe que se convertirá en el primer militar peruano cuyos restos descansarán temporalmente en las instalaciones del Alma Mater de los Oficiales del Ejército del Perú, la misma que coincidentemente lleva el nombre del Patrono del Ejército y máximo héroe de este instituto, quien se inmolara también defendiendo a nuestra Patria, solo días después de este combatiente, en la Batalla de Arica.

Ver galería fotográfica