21Marzo2016

Ministro de Defensa y Jefe del CCFFAA participaron de emblemática Misa Crismal

Como parte de las actividades por Semana Santa, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y el Obispado Castrense organizaron la tradicional Misa Crismal, que reúne a la familia militar y policial en un solo espíritu de fe y cristiandad.

La ceremonia litúrgica fue oficiada por el Obispo Castrense del Perú, Monseñor Juan Carlos Vera Plasencia y contó con la presencia del Ministro de Defensa, Señor Jakke Valakivi Álvarez y el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Almirante Jorge Moscoso Flores, así como de los Comandantes Generales de la Marina, Almirante Edmundo Deville del Campo y del Ejército, General de Ejército Humberto Ramos Hume.

La actividad se realizó en el Coliseo Mariscal Cáceres de la Escuela Militar de Chorrillos y se inició con la entrada de Monseñor Vera Plasencia y de los capellanes de las Fuerzas Armadas, quienes renovaron sus promesas sacerdotales de obediencia, fidelidad y empeño en sus tareas de apostolado ante el pueblo de Dios, teniendo como marco el fervor religioso del Obispo Castrense y de todos los asistentes.

Durante la homilía, Monseñor Vera Plasencia exhortó a los asistentes a perseverar en su fe católica y difundir la palabra del Señor, no sólo en estas fechas especiales sino a lo largo de su vida, convirtiéndose en ejemplo de vida para difundir con amor la palabra de Dios.

Como parte de la Misa Crismal un grupo de cadetes representaron a los doce apóstoles durante la escenificación del “lavado de pies”, acto de humildad que ofreciera Jesucristo, el cual revela el amor y humildad hacia el prójimo.

Asimismo, la convicción en los preceptos espirituales arraigados en la familia militar fue representada por los cadetes del Ejército, Marina, Fuerza Aérea y Policía Nacional, quienes presentaron las ofrendas de cada Instituto Armado al Santísimo, como muestra de la devoción de todos sus integrantes.

La emblemática ceremonia – que preserva la unidad entre los miembros de las Instituciones Armadas y Policiales – contó con la presencia de personal de Oficiales Generales y Almirantes, Oficiales Superiores y Subalternos, Cadetes, Técnicos, Suboficiales, Oficiales de Mar y Alumnos de las Instituciones Armadas.

Cabe precisar que en esta celebración oficiada por el Obispo Castrense se consagra el Santo Crisma y la bendición de los santos oleos, siendo emblemática para la familia militar y policial, puesto que renueva la fe y el encuentro con el Señor.