27Enero2016

Mandatario, participa en ceremonia de afirmado del Pabellón Nacional al BEV “Unión”

El Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, encabezó la ceremonia de afirmado del Pabellón Nacional en el Buque Escuela a Vela “Unión” y su incorporación a la Marina de Guerra del Perú que será la embajada itinerante de nuestro país recorriendo los mares de todo el mundo.

La ceremonia contó con la participación del Presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano Bellido, el Ministro de Defensa Jakke Valakivi, el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Almirante Jorge Moscoso Flores y los Comandantes Generales del Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea del Perú, entre otros invitados.

Durante la ceremonia, el Jefe del Estado destacó la importancia de esta nave, que demuestra los avances de la ingeniería naval en el país a través del trabajo del personal de los Servicios Industriales de la Marina (SIMA), demostrando se podrá demostrar a la comunidad internacional que los peruanos somos capaces de construir embarcaciones que antes debíamos comprar.

Previamente, se realizó el embarque de la dotación del personal de la nave, seguido de la entrega del Pabellón Nacional al Comandante del Buque Escuela a Vela “Unión”, Capitán de Navío, Gianfranco Polar Figari quien tras recibir la bicolor la izó en la popa de la nave.

Tras la bendición respectiva y el discurso del Jefe del Estado, el mandatario acompañado del Ministro de Defensa, Jakke Valakivi, el Presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano y el Comandante General de la Marina, Edmundo Deville del Campo recorrieron esta imponente embarcación.

Cabe indicar que la unidad, fue construida íntegramente en los Servicios Industriales de la Marina y tendrá una capacidad para 250 tripulantes, con modernas instalaciones que permitirán a los aspirantes a oficiales complementar su formación profesional.

Es preciso señalar que el mascarón de la nave tiene la imagen del Inca navegante Túpac Yupanqui “El resplandeciente” quien está posado sobre la piedra de los doce ángulos, levantando la mano derecha apuntando al Sol, señal de que guía a la nave y a su pueblo, con una mirada hacia el horizonte.