" /> PROCLAMA CON OCASIÓN DE CELEBRARSE EL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS PRONUNCIADA POR EL JEFE DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, ALMIRANTE JOSÉ ASTE DAFFÓS | PROCLAMA CON OCASIÓN DE CELEBRARSE EL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS PRONUNCIADA POR EL JEFE DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, ALMIRANTE JOSÉ ASTE DAFFÓS – Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas
24Septiembre2008

PROCLAMA CON OCASIÓN DE CELEBRARSE EL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS PRONUNCIADA POR EL JEFE DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS, ALMIRANTE JOSÉ ASTE DAFFÓS

En este día en el que todos los peruanos, con o sin uniforme, rendimos justo homenaje a las Fuerzas Armadas del Perú, deseo expresar el honor y la satisfacción que siento al dirigir estas palabras, en mi condición de Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Revisar nuestra historia es encontrar como factor resaltante, la entrega y participación de las Fuerzas Armadas para proteger el destino nacional, nacidas con la República pero gestoras de la misma; han sido y son representantes del Estado en todo nuestro dominio nacional, en el cielo, mar y tierra; que hemos jurado preservar para las futuras generaciones de peruanos.

En este marco de reflexión, es que debemos estar todos comprometidos con el presente y con el futuro de nuestro país, correspondiéndonos a los miembros de las Fuerzas Armadas, el contribuir activamente con el proceso de desarrollo que ha emprendido el Perú; y la mejor manera de lograrlo, es haciendo nuestros mejores esfuerzos diariamente, cada uno desde el puesto que ocupemos y desde el lugar en que nos encontremos, a pesar de las limitaciones y problemas que pudieran haber; con el ingenio y creatividad que tenemos los peruanos y que ha permitido que nuestro país alcance el sitial que hoy ostenta y que es reconocido a nivel internacional.

Un país como el nuestro, que viene experimentando un desarrollo económico sostenido, con una óptima proyección a futuro, necesita vivir en un ambiente de paz tanto nacional como regional, y esa es precisamente una de las principales funciones de las Fuerzas Armadas:

Contribuir a crear ese clima de seguridad y estabilidad que implica estar preparados con los medios materiales adecuados y los recursos humanos capacitados, motivados y entrenados, para defender a la Patria de cualquier amenaza, que pretenda interrumpir, postergar o frustrar las legítimas aspiraciones de la Nación Peruana.

Es así que en el marco del mandato constitucional y de la Política de Defensa Nacional, las Fuerzas Armadas resguardan la integridad territorial a lo largo de la frontera terrestre, vigilando el Mar de Grau y controlando nuestro Espacio Aéreo, buscando incrementar permanentemente nuestro nivel de interoperabilidad considerando tres principios fundamentales; Enfocarnos en nuestra principal tarea: La Defensa Nacional Internalizar y difundir los conceptos y la doctrina
conjunta, e impulsar un pensamiento innovador que promueva el cambio para mejorar continuamente.

Estos principios nos permiten cimentar la fortaleza del accionar conjunto, desde los niveles de planeamiento hasta la ejecución táctica, y de esta manera enfrentar con éxito las misiones dispuestas por el supremo gobierno, tal como lo estamos haciendo en la actualidad en la zona de los Valles de los ríos Apurímac y Ene, en donde las operaciones militares con apoyo de la Policia Nacional del Perú, buscan contribuir a que exista un ambiente de seguridad adecuado para que en el corto y mediano plazos se puedan iniciar acciones, obras y proyectos que permitan el desarrollo sostenido de la zona, con el fin que sus habitantes salgan de la pobreza
en que se encuentran.

Es importante resaltar asimismo que las Fuerzas Armadas contribuyen a la Política Exterior del Estado, respaldando con su capacidad Disuasiva, las decisiones soberanas de nuestro país.

Del mismo modo, participan en Operaciones de Mantenimiento de la Paz en cumplimiento a los compromisos adquiridos por el Perú para apoyar los esfuerzos de las Naciones Unidas en donde se requiera, estando hoy presentes en Haití, Etiopia, Costa de Marfil, Liberia, El Congo y Sudán, con una actuación que ha recibido el reconocimiento internacional y prestigia a nuestra patria.

Otro rol que cumplen las Fuerzas Armadas es su contribución al desarrollo, efectuando acciones cívicas o humanitarias en los lugares más alejados de la patria, apoyando, de acuerdo a ley, las actividades que promueven el desarrollo nacional; así como manteniéndose listas para reaccionar ante los desastres naturales, tal como sucedió durante el terremoto de Pisco de agosto del año pasado, en que el accionar conjunto y la unión de voluntades, permitió la consecución rápida de los objetivos de reacción y respuesta inicial; para que otros organismos del Estado puedan seguir con sus importantes tareas dentro del Sistema Nacional
de Defensa Civil.

Nada de esto sería posible, si no fuese por la estructura principal en la que se soporta toda organización, me refiero al factor humano. Los miembros de las Fuerzas Armadas son la esencia y el todo a la vez. Los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas se han hecho merecedores de un alto nivel de confianza y de respeto gracias a su profesionalismo, sacrificio, y sentido del cumplimiento del deber; actuando en concordancia con la normatividad vigente y con los valores éticos y morales que se inculcan en las escuelas de formación y se fortalecen en el ejercicio diario de sus actividades.

Personal Superior, Subalterno y Civil de las Fuerzas Armadas, tengamos siempre presente que nuestra razón de ser es defender al Perú de sus amenazas y conseguir que la Nación encuentre las condiciones de seguridad para continuar su camino hacia el desarrollo.

Las Fuerzas Armadas del Perú, somos el brazo armado de la sociedad, y tenemos el deber de defenderla. El Perú espera lo mejor de nosotros, no podemos faltar nunca a ese compromiso, tal como lo honraron nuestros héroes: Grau, Bolognesi y Quiñones.

Que nuestras labores operativas o administrativas, sean siempre muestras de honor, coraje y espíritu de sacrificio, las cualidades que deben caracterizar a cada uno de los miembros de las Fuerzas Armadas del Perú.

Sean mis palabras finales para resaltar nuevamente el trabajo sacrificado de cada uno de los miembros de las Fuerzas Armadas que se encuentran desplegados a lo largo y ancho del país y en las misiones de paz en el extranjero, a ellos manifestarles el reconocimiento a su esfuerzo y entrega por un Perú libre, democrático y seguro.

¡Viva las Fuerzas Armadas del Perú!

¡Viva el Perú!

Lima, 24 de setiembre del 2008

Con el agradecimiento de su difusión
Oficina de Información del CCFFAA