10Junio2010

PROCLAMA DEL MINISTRO DE DEFENSA, DOCTOR JAIME THORNE LEON, POR EL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS Y HOMENAJE A NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, GRAN MARISCALA Y PATRONA DE LAS ARMAS DEL PERÚ

Al celebrarse el aniversario de nuestras fuerzas armadas, rindo un calido homejane a las instituciones responsables de la defensa y seguridad nacional y, en especial, a todos y cada uno de sus integrantes, quienes personifican el sentir de la peruanidad a traves del compromiso con la patria por quien ofrecen sangre y acción.
A los miembros del ejército, de la marina de guerra y de la fuerza aérea, ciudadanos imbuidos de una noble y sincera vocación de servicio a la nación; dispuestos a ofrendar sus vidas en cumplimiento de los deberes sagrados asumidos ante dios y ante la patria, conforme al mandato constitucional, en el emocionado recuerdo de sus patronos coronel francisco bolognesi cervantes gran mariscal del perú, el gran almirante miguel grau seminario y el heróico Capitan José Abelardo Quiñones Gonzáles, y de los próceres, héroes, mártires y preclaros soldados, marinos y aviadores que sirvieron en sus filas en la gesta libertaria y que perseveran en la defensa de la integridad y soberanía territorial de nuestra patria, en sus dominios terrestre, marítimo y aéreo, les transmito el saludo del señor presidente de la república y el reconocimiento de la ciudadanía por la labor patriótica que desempeñan y presento un reverente homenaje a las banderas de Guerra del Ejército, La Marina de guerra y la Fuerza Aérea del Perú.

Las fuerzas armadas del perú son a la vez escuela y ejemplo de honor, patriotismo y deber para todos: están íntimamente unidas a los grandes capítulos históricos que nos recuerdan nuestra peruanidad; desde junin y ayacucho y múltiplnes gestas de la emancipación de nuestra patria, hasta la defensa dramática de nuestra nacionalidad en las horas aciagas de la Guerra del Pacífico; en cada uno de esos capítulos, los integrantes de las fuerzas armadas han escrito honrosas historias que hoy se erigen como precedentes de patriotismo y deber ligados íntimamente a los grandes momentos que evocan nuestra peruanidad. Es preciso destacar el abnegado y noble sacrificio de nuestras fuerzas armadas en los lugares más apartados e inhóspitos de nuestro territorio, en cumplimiento de la responsabilidad constitucional de garantizar la independencia, la soberanía y la integridad nacional. A esta alta responsabilidad se suma el llamado y el compromiso asumido por nuestras fuerzas armadas, de ser agentes eficaces en la lucha contra la pobreza y a favor del desarrollo nacional, por lo que reconocemos y apreciamos la labor desplegada en este sentido a lo largo de todo el país, a través de sus unidades destacadas en las diferentes guarniciones, en donde participan conjuntamente con la población en el desarrollo local.

Siempre es oportuno y necesario, reconocer el esfuerzo heróico y sacrificado que las fuerzas armadas realizaron -y realizan aún hoy en día- en la defensa de nuestra sociedad y de la plena vigencia de los deberes y derechos democráticos, frente al terrorismo, que violó los derechos humanos de nuestro pueblo y pretendió destruir al estado y a la sociedad, con el sacrificio de tantas vidas. en esos momentos difíciles, nuestras Fuerzas Armadas cumplen una y otra vez, con el sacrificado deber de devolver la paz y el orden aún a costa de su propia vida, razón por la cual hoy tambíen recordamos a los numerosos mártires que cayeron en defensa de la democracia.

Esta celebración no sólo es un momento propicio para reflexionar y valorar en su real dimensión a los peruanos y peruanas que integran nuestras fuerzas armadas, sino además, es la ocasión para elevar nuestras plegarias ante nuestra ptrona, la virgen de las mercedes, para que la entrega, sacrificio, valor y patriotismo que nuestras fuerzas armadas han heredado de sus patronos, se mantenga firme y sean siempre merecedoras del agradecimiento y confianza qe nuestro pueblo siente por ellas.

Invoco a nuestra patrona y mariscala, la virgen de las mercedes, para que los cubra a todos ustedes, miembros de nuestras fuerzas armadas y a sus dignas familias, con su manto protector de bondad y los ilumine para continuar brindando en todos los cuarteles, bases navales y guarniciones aéreas, el máximo profesionalismo en beneficio de un Perú próspero y democrático en el que reinen la justicia, la paz y la armonía.

¡Vivan las Fuerzas Armadas!
¡Viva el Perú!

oficina de relaciones públicas protocolo e información
informaciones@ccffaa.mil.pe
anexo 2331, 2451
teléfono directo: 315-1054